Dedicado a un viaje lleno de cacao

HANS OVANDO

¿Qué experiencia graciosa, en la ruta de viaje para los cultivos de cacao a Brasil podrías contarnos?. 
“Bueno yo iba hablando inglés a todo el mundo pensando que me entendían. Son tan amables que asistan con la cabeza diciendo que sí me entendieran o no!”
Participaste en algún trabajo de campo, cuéntanos un poco sobre eso .
“Tuve la suerte de plantar algunas habas y compartir con gente de las plantaciones. Es un sueño para mi poder volver y quedarme unas semanas para impregnarse de conocimiento”.
 
¿Llegaste a probar la semilla de cacao en bruto, ¿que sentiste ?, ¿ te transporto a algún recuerdo ?
“Bueno siempre me ha llamado la atención el cacao y también Brasil. Me llamo la atención todo. La comida , la gente, el cacao y las plantaciones. Pero me sorprendió la filosofía de vida de la gente. (Yo quiero vivir así, (football y playa a ritmo de samba)”
Sabemos el comercio que tiene el cacao a nivel mundial; pero ¿consideras que tiene el valor adecuado?
“Pienso que no pagamos un precio justo por el cacao, pienso que en el cacao o el trabajo de las personas que trabajan detrás tiene un valor incalculable que nadie podría pagar. Esa gente regala amor y en estos tiempos eso es caro”.
 Si fueses una persona sumamente influyente ¿como ayudarías a proteger el futuro del cacao?
“Bueno creo que el valor pasa por crear una cultura Bean to bar más grande. Creo que hay que darle un mayor valor a las personas que están en las plantaciones y cuidan el cacao para que nosotros tengamos buenos chocolates. Ellos son los importantes. Ellos son los héroes”. 

 UN VIAJE LLENO DE APRENDIZAJE 

ELENA  ADELL

¿Qué sentiste cuando tocaste y oliste las habas de cacao?, descríbelo en 3 palabras

Ilusión, sorpresa y una experiencia extraordinaria.

¿Participaste en algún trabajo de campo? cuéntanos tu experiencia.

“Nos adentramos en las plantaciones con las familias propietarias de las haciendas. ¡No podrían haber sido más hospitalarios con nosotros!
Pudimos ver diferentes tipos de cacao y nos dejaron participar abriendo las mazorcas y sacando las habas frescas con la ayuda de un machete.

No hay nada como comerte las habas frescas de cacao recién abiertas, los sabores son increíbles, ¡nada que hubiera probado antes!”.

¿Consideras que el mundo del cacao a nivel agrícola tiene mucho trabajo ?

“Sí, desde luego! Es un trabajo totalmente artesanal. Desde el sembrado, hasta la colecta e incluso el secado de las habas, todo se hace de manera manual.
Las que tuvimos oportunidad de ver además fueron haciendas muy familiares, en las que el amor por el cacao se transmite a cada generación”.

Imagínate que trabajas en la parte agrícola. ¿Que podrías aportar para optimizar el trabajo? 

“Creo que debería ser al revés, yo tendría que aprender cada uno de los procesos que allí se hacen. 
Es un trabajo que requiere mucho amor por el fruto que se obtiene. El resultado es fruto de un trabajo metódico y bien organizado, a la vez que sensorial, ya que requiere también de sensibilidad humana, y eso no es algo que se pueda optimizar, aunque sí transmitir”.
¿Cuál es la causa de que se produzca ese color blanquecino en los bombones?
“Cuando la manteca de cacao no está correctamente atemperada, hay demasiados cristales fluidos y tienden a desplazarse a la superficie. Es por eso que percibimos a la vista esas `aguas blanquecinas´. No son más que manteca de cacao que ha migrado a la superficie. Simplemente habría que volver a fundir el chocolate y atemperarlo correctamente”.

Ahora llegan juntos en la nueva Másterclass de chocolate nivel 2, donde nos van a transmitir su pasión por este maravilloso ingredientes, elaborando diferentes recetas de Bean to bar, bombonería con nuevas técnicas de pintado y producto de impulso con chocolate. ¿Te lo vas a perder? Mira todos los contenidos aquí y si te gusta, no esperes más a reservar tu plaza.

Abrir chat
CONTACTO