Con tan solo 20 años, Hans Ovando dejó su Chile natal en busca de un sueño: Ser cocinero.

Llegó a España con unos pocos ahorros y, no sin esfuerzo, consiguió compaginar su trabajo como camarero con sus estudios en la escuela Hoffmann.

Ya entonces, algo le hacía diferenciarse del resto.

Después del curso de cocinero, el dulce llamó su atención y se quedó a estudiar un año más en la escuela, especializándose en esta rama.

Su primer trabajo como pastelero fue en Casa Vives, donde aprendió la pastelería más tradicional, pero fue luego, cuando tuvo la oportunidad de aprender al lado de Carles Mampel en Bubo, donde empezó a desarrollar una manera distinta de entender los ingredientes y la pastelería. Ya entonces su nombre empezaba a sonar, cuando en 2008 ganó el premio al Mejor Maestro Artesano Chocolatero Español.

Su paso por el Bulli no le dejó indiferente, donde perfeccionó y aprendió sus técnicas en postres gastronómicos. 

Ganador también del WCM España 2013 y ganador al mejor postre gastronómico y mejor bombón el WCM París 2013.

Su último triunfo fue ganar la Copa Maya de Pastelería, la eliminatoria sudamericana para la Coupe de Monde de Pâtisserie.

Visitante asiduo de los aeropuertos y ciudadano del mundo. Dejó los obradores para dedicarse a lo que realmente le apasiona: la formación. Enseñar todo lo que sabe, sin reservas, transmitiendo conocimientos y mucho amor por su trabajo.

Y tras casi una segunda vuelta al mundo, decide poner “un poco de calma” a ese ritmo frenético estableciéndose en Barcelona y fundando su propia escuela “Bee Chef Pastry School”.

Casi un año después de su apertura, Bee Chef Pastry School ya no es un nombre desconocido en las redes ni en los oídos de mucha gente, que no ha dudado en desplazarse hasta Barcelona desde otros países, cercanos y algunos no tanto, buscando la mejor formación en un entorno multicultural donde el amor por la pastelería une a las personas.

Hoy da un paso más allá, y toda la escuela se embarca en un nuevo proyecto, capitaneado por su experiencia, en el que apuestan por la formación a distancia y conseguir en lo que lleva trabajando los últimos 13 años de su vida: llevar la pastelería y la educación a todos los rincones del mundo.

Conociendo mejor al chef


¿Qué te ha llevado a abrir tu propia escuela?

Creo que las ganas de seguir aprendiendo, ha llegado un punto donde ya he entregado casi todo lo que se, y la única forma de seguir evolucionando es abriendo una escuela en la cual pueda seguir desarrolando ideas i a su vez seguir enseñando.

¿Qué caracteriza tu pastelería?

Creo que es obvio, creo que es una pastelería de mestizaje, quiero decir una mezcla de culturas y técnicas, pero sobre todo siempre tengo un pie en el mundo de la cocina, sobre todos en las técnicas culinarias y las materias primas de cocina. Una especie de Cocinero de pasteles.

¿En qué te inspiras a la hora de crear nuevas recetas?

Bueno creo que los viajes ayudan mucho , el conocer nuevas culturas , nuevos olores y sabores siempre dejan algo que hay que compartir… yo no me inspiro, aplico la creatividad.

¿Tu ingrediente favorito?

Puede ser la una mezcla entre la zanahoria y la mandarina.

¿Qué te gusta encontrar en una carta de postres?

Un buen cheesecake, o un tiramisu, que no deja de ser un cheesecake a la italiana.

¿Cuál es tu próximo paso?

Centrarnos en la apertura de las escuela online al 110% pero si antes tenia un pie en la cocina , tal vez ahora pondré uno y medio. 

Abrir chat
CONTACTO